Páginas

Bienvenidos

Bienvenid@s

lunes, 3 de septiembre de 2012

Amando la Alhambra

Siempre me han enamorado las filigranas,especialmente aquellas que algunos hombres sabios empujados por otros con dinero y buen gusto realizaron para decorar sus aposentos y propiedades.
Me gusta la gran arquitectura pero también los detalles que acompañan los pequeños y grandes rincones.

Quizás agotarían mi mirada si siempre los tuviera ante la vista porque algunos pecan de recargados, pero en mis deseos está tener trozos de arte cercanos a esa apariencia, a esa belleza matemática que dejó la cultura árabe hace tantos siglos.
Así pues, me propuse desde hace tiempo ir creando algunas prendas que me evocaran ese mundo bajo el nombre de "Camino de Granada".

En esta línea nació un deseo por tejer chales cuyo calado fuera elaborado y evocara aquellos espacios granadinos.
El chal que me propuse hacer para los ravelímpicos , "Dolce Vita" de Birgit Freyer,justamente era eso, el techo de uno de los rincones de la Alhambra, El mirador de Daraxa.
























Eso sí, no tuve la tranquilidad y la paciencia necesarias: solo quince días, y de viaje, y en espacios que no son tus luces ni aposentos, y con cansancios nuevos. Además, me estudié demasiado rápido el patrón y no disponía de internet. No me llevé más que un marcador, y tejía a la noche.
Puedo imaginar que los obreros de la Alhambra tuvieron peores condiciones y su trabajo era más complejo.
"Arreglé" algunos errores, hice y deshice... y lo acabé el día 13.
Es un patrón para repetir y mejorar. Además tengo que advertir que hay un tipo de disminución que no queda bien explicado en la versión en español. Me dí cuenta cuando tuve internet de nuevo y consulté un vídeo al respecto. No obstante el patrón se entiende bien.
Utilicé colores y marcas para seguir el gráfico. Tuve que unir cuatro hojas para buena parte de uno de los gráficos. Al añadirse nuevos dibujos conforme crece el chal resulta imprescindible el uso de marcadores. En fin, que me hablaba sola con el patrón, contaba hasta en francés - porque ponía la tele y estaba en Francia-, y seguí así casi cada noche.
No sé  como en esas condiciones lo acabé .
Cuando lo estiré supe que, a pesar de algunos puntos incorrectos, nos íbamos a querer.
La lana es de Marga, La Basel -844, en peligro de extinción. Es muy ligera, con colores sutiles, la suficiente caída, adecuada para todo el año y muy finita. La reservaba para un chal como éste.
Gracias por los ánimos a al grups de teixicòmans.
He sufrido y disfrutado tejiéndolo.

7 comentarios:

  1. Ara no se si m'agrada mes aquest o el de l'entrada anterior . tots dos son tan presiosos

    roser

    ResponderEliminar
  2. ooooooh¡¡¡¡

    es una verdader obra de arte¡¡ felicidades¡

    ResponderEliminar
  3. Este chal es realmente bello! Hermosa travesîa y en muy buena compania.
    Feliz dia,
    Vanessa.

    ResponderEliminar
  4. Hola, Rosalía!

    El otro día te lo dije y hoy te lo repito: me admiran tus chales, es increíble que hayas creado esa obra de arte en esas condiciones...

    Enhorabuena, guapa

    ResponderEliminar
  5. Bien que te puedo decir Hada Reina de Granada, más que tejerlo lo has bordado.
    Y no esquilaste ninguna de las ovejitas de cabecera ???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las ovejitas son cabras de angora, las culpables de que exista el mohair. Pronto os hablaré de ellas...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...