Páginas

Bienvenidos

Bienvenid@s

sábado, 29 de octubre de 2011

Asoman las horas cortas



Las horas con luz tenue, las horas de otoño son claras en estos días. Las visitas insidiosas del otoño, virus y otros entretenimientos, nos limitan de acudir a los placeres de recrearnos en nuestras lanas y agujas con la intensidad deseada. No obstante, cada día, religiosamente las cojemos y hacemos un poco más de aquella prenda.
Pero el cansancio acumulado durante el día impide planificar las nuevas ideas a las que nuestra cabeza quiere dar vida, dejar nacer. Incluso en las últimas horas hay que cambiar de labor para que no duelan las articulaciones. Además la escasa luz impide seguir sin errores los patrones de calados exquisitos.
Pero nada supera el relax y placer obtenido después de una pocas vueltas tejidas, aunque solo dispongas de esa luz pálida de la noche. Me pregunto si pediré a los reyes un sistema de iluminación mejor.
Mis manos siguen dando vida a nuevos hexágonos. Es imposible parar, al menos uno al día. Os explico que en la última quedada Rowan, aún casi sin llegar y me encontré tantas manos tendidas con ovillos para mi manta que no daba abasto. Algunas más han llegado por correo. Y es tal el placer de descubrir los colores que se esconden en cada una de ellos que no puedo parar. Debo haber llegado a cien, aún no las he contado. Ahora, ojala pueda estos días quiero empezar a hacer composiciones, como puzzles y empezar a soñar con el resultado.
Otro trabajo- escondido de imágenes al público- es para sorprender a alguien. No puedo decir más.
Emmedio del camino he acabado un cuello que se puede llevar sobre los hombros. He usado lanas gruesas, agujas de 7. Las lanas proceden de diferentes sorpresas: la granate de un intercambio con Inglaterra; es como un grueso terciopelo. La multicolor fue un regalo del corner Rowan en el día de tejer en público de este año. Esta es elástica. Las dos han sido difíciles de conjuntar ya que una tendia a abrirse y la otra a cerrarse . A pesar de disminuir los puntos he notado que no ajustan igual. He querido emmarcarlo en un diseño " africano" llamándole Ashanti cowl. Para darle ese aire he añadido unas aberturas insertando unas flores de crochet hechas con felted tweed de rowan y Noro.
Ha sido rápido de hacer.
También sigue creciendo el hermano de un guante que hice el año pasado.
Por lo demás tengo muchas espectativas en estos días de fiesta de poder avanzar con proyectos nuevos. Ójala la salud acompañe.

5 comentarios:

  1. Rosalia, es preciós! Ideal per aquests dies de tardor. Un petó.

    ResponderEliminar
  2. es precios. m'agrada molt el detall de l'esquena

    roser

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho este cowl, que colores otonales mas lindos! No terminas nunca de sorprenderme con tus creaciones, Rosalia.
    Es siempre un placer visitarte, me voy siempre muy inspirada (es decir quiero todo lo que muestras)
    Un abrazo,
    Dolly

    ResponderEliminar
  4. Me encantan todas las prendas que caigan sobre los hombros, creo que dan un toque de elegancia y calidez.
    Saludos y mejórate

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...